Buscar

Chalecos Amarillos: ¿movimiento ciudadano?; ¿manipulación masiva?; ¿ambas cosas?

Actualizado: 5 de ene de 2019


Ayer en la segunda edición del telediario de una cadena privada escuché, de re filón, una noticia que llamó mi atención y me creó no poca inquietud. La noticia se refería a los llamados “chalecos amarillos” y a las manifestaciones y altercados que están protagonizando en toda Francia, en principio por el encarecimiento del diésel y actualmente reivindicando también otras cuestiones no menores como salarios dignos y que ha conseguido poner en jaque al propio gobierno y al estado francés.


La noticia venía a decir que había indicios de que este movimiento podía no ser tan casual, ni tan desorganizado, ni tan individualista como a priori parecía ser: ciudadanos cansados y cabreados por los recortes, por los bajos salarios, por las subidas de impuestos, etc... que se juntan a través de las redes sociales para reivindicar sus derechos. Y todo ello sin tener, aparentemente, un líder visible y/o reconocible. Pues bien, lo que venía a decir la noticia es que este movimiento podía estar totalmente manipulado gracias a las tecnologías y más en concreto a las redes sociales y que esta manipulación podría venir de un país con no pocos antecedentes sobre este tema: Rusia. Hoy he tratado de buscar más información sobre este tema y no he encontrado mucho más de lo que escuché ayer en este telediario.


Todo esto me lleva a las siguientes reflexiones que, en cualquiera de sus vertientes, me parecen de una gravedad dignas de tener en cuenta porque… (1) si es una noticia falsa cabe preguntarse si los medios de comunicación ya no tienen como máxima contrastar las informaciones que reciben, lo que los convertiría en auténticas palancas para la difusión de las fake news y por tanto perderían toda su credibilidad. (2) Si esta noticia fuera cierta, lo que veremos en los próximas días (al final todo sale a la luz), estaríamos ante una nueva evidencia del gran peligro que corre la sociedad ante su posible y fácil manipulación por terceros con intenciones nada legítimas...ni buenas. Y esto, no nos engañemos, no es solo gracias a las tecnologías sino también por la falta de conocimiento de los ciudadanos sobre el alcance de las mismas .


Y tres, podría darse el caso de que los malos hayan sabido aprovechar un movimiento que en un principio fue espontáneo para manipular al grupo con fines, insisto, nada legítimos ni buenos.

En cualquiera de los tres casos es para echarse a temblar. Al menos a mi me lo parece.




7 vistas

Más información: 

Tel: +34 609 386 605

sonia@soniafernandez.es

© 2019 por Sonia Fernández Palma.